jueves, 23 de febrero de 2017

ROMANCE DE TU AUSENCIA



Lágrimas son las placentas
de cien ángeles caídos
dibujando en mis mejillas
unos rayos descosidos
que mueren en la almohada.
¡Sin alas van al abismo!
¡Maldita luna de plata
que no escucha mis aullidos!
¡Puto insomnio malparido!

Y qué ausencia en vacío,
qué poco corre la sangre
en el pulso y su latido,
tantas tripas, nada de hambre,
negras mariposas muertas
en mis intestinos yacen
maceradas en mal whisky,
en sueños de orín y alambre.

¿Y dónde está ella y sus besos?
Dime, noche endemoniada,
viuda negra que sonríes
con tu boca envenenada,
¿donde mi verso no llega,
donde mi ilusión se mata?
¿Acaso en un imposible
que ni mi locura alcanza?

Dormida en la primavera
con paredes de cemento,
donde las flores se pudren,
donde bailan con el viento
el ciprés y la campana,
donde ya nunca su aliento
mecerá jamás mi nombre.
Quizá me ama desde el cielo
tras apagarse sus ojos,
cuando su alma alzó el vuelo
al partirle el corazón.
Quizá me odia en el Infierno
porque no tengo perdón.
Y ya todo es tan incierto…
Menos que siempre te quise,
que todavía hoy te quiero,
porque los amantes mueren,
pero no su sentimiento.

2 comentarios:

Todo lo que calles, te violará por dentro. Así que habla.