domingo, 29 de enero de 2017

MICROCOSMOS ROMÁNTICO



Ojalá pudieras haber visto cómo te sueño cuando duermes a mi lado, nunca había sentido que mi mirada brillara siendo la luna que se baña en tu espalda desnuda; ojalá pudieras haber sentido cómo mis suspiros eran los que te despeinaban en un beso que entrecortaba un “te quiero” que estallaba en mi pecho para columpiarse en tus labios. En un ojalá entran todos los sueños del mundo y en tu sonrisa caben todos mis ojalás; en tu mirada cabe el mundo, el cielo y el infierno hecho estrellas y, sobre todo, acuna toda la luz que mis ojos proyectan; en tu pelo caben todos los aquelarres de la noche con su magia y su duende tejiendo versos con tus mechones y mis dedos navegan dejando la estela de una caricia mientras se pierden en la nube de tu cabello.

Y yo, yo entro en toda tú y no sé, no puedo ni quiero salir. Sólo quiero echar raíces en un “Quédate” y que se trencen con las tuyas, Flor de Invierno. Y tú acurrúcate también en mi “Quédate” mientras el mundo sigue dando vueltas sin saber a dónde va a ir a parar, yo he encontrado mi sitio, ya he encontrado mis alas de ángel caído, mis sueños, mis ganas… Y todo ello está en ti, en perfecto concierto.

Eres el microcosmos más hermoso del mundo hecho de lo que un día se escapó de mi caja de Pandora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo lo que calles, te violará por dentro. Así que habla.