viernes, 5 de junio de 2015

ÍNFIMOS ESCRITOS PREOCUPANTES



MIRADAS PERDIDAS

Me lanzó una mirada. Su ojo me dio en la frente, era una mirada preciosa, azul ballena arponeada cayendo a mis pies. Recogí su ojo y lo miré mientras me hacía un guiño. Me dirigí a ella. Tenía una cuenca preciosa, limpia, sin restos de lágrimas. Alguien me empujó, el ojo se me fue al suelo y sólo pude ver cómo su globo ocular se hacía puré bajo las pisadas de los demás. El azul desapareció, ya sólo había sangre de ballena tras ese largo crujido húmedo. Entonces su cuenca lloró y se fue corriendo mientras la gente se reía de ella tirándole sus bocas con oscuras carcajadas.
Un día coincidí con ella. Me arriesgué, me gustaba de verdad, y me arranqué el corazón para dárselo. Ella lo tiró al suelo y lo pisó.
Nunca había vuelto a verme con los mismos ojos y yo nunca había  vuelto a quererla con el mismo corazón.

ESCONDE EL MANDO A DISTANCIA, LA TELE SE ACERCA

Me aburro, he visto mi vida por televisión. Ya sé qué voy a comer toda la semana, las noches en las que tendré insomnio... He apagado la televisión porque no quiero saber qué chicas conoceré, pero mis amigos me lo han contado. Seguramente, porque voy a matarlos a todos mañana. Me declararé culpable porque van a encontrar mi semen en su culo. Mi novia está preocupada porque me ha dicho que va a serme infiel mientras estoy en la cárcel, yo le he contestado que no se lo perdonaré en la vida. Ella dice que sí lo haré y eso la tranquiliza. Mi abuela lleva dos semanas disgustada porque un día se le va a quemar la comida y tendremos que comer los chicles que haya pegados en la suela de los zapatos. El próximo hijo de Dios ha firmado un contrato con Calvin Klein para morir crucificado con uno de sus calzoncillos.
Hecho de menos la Televisión Pública… o leer.

COSMOAGONÍA

Mi mirada se consume y lloro cenizas en los charcos de telaraña. Está tronando, habrá tormenta y el papel de fumar del cielo se está arrugando sobre mi cabeza. No me dará tiempo a regresar a casa y el cielo caerá. No me importa, sin ella no merece la pena vivir… sobrevivir… No, más bien, subsistir. Empiezan a caer gotas y el instinto de supervivencia me convierte en un cobarte llamando a tu puerta.
-Muérete.
Portazo.
El cielo cae sobre mí y las arañas tejen mi ataúd. No soy más que una trágica estatua en esta ciudad que no pudo con lo que se le venía encima. Los niños juegan corriendo a mi alrededor; las palomas me cagan, ella come pipas sentada sobre una de mis rodillas momificadas.

LAS VIDAS SON LOS RÍOS…

Nos besamos frente a ese mar en calma que acunaba la luz de la luna mientras un viejo gritaba que el fin del mundo se acerca. Yo me sentía segura mientras era eso que tenías en la punta de la lengua y que no eras capaz de decir. De pronto, te separas y te vas corriendo mientras gritas el nombre del niño. El mar te lo devuelve muerto y tú lo llevas en brazos a la arena para llorarle de rodillas.
Yo seguí sonriendo por el beso y tú me llamaste monstruo.

MÍSTICA Y ESTIGMAS

Encerrado en el sucio váter de un antro en el que los demás juegan a ser dioses, yo me remango y saco la jeringuilla con los últimos besos tuyos que me quedan. Tú me dijiste que habría puntos suspensivos y no eran más que lunares maquillados en la comisura de tu sonrisa. La aguja entra, los besos fluyen con el pulso de mi sangre, tus dedos acariciando mis entrañas, tus labios lamiendo cada uno de mis latidos. El placer que me lleva al limbo de la inconsciencia, el orgasmo que me devuelve al sucio baño. Abro la puerta y voy a la barra para pedir un Whitelabel con Trina de manzana:
-Te sangra el brazo—me dice con asco la camarera—.
-Se te ven las tetas—le respondo—.

EL COLMO DE LAS LÍNEAS VILES

Tu inocencia brilla tanto que es una aberración para un nocturno de piano que se desafina cuando la luna mete sus zarpas entre las teclas. La poesía no entiende del balancín chirriante de una sonrisa que muestra unos dientes perfectos. A los vampiros de la noche les atrae un llanto roto y la gingivitis de una boca descosida vomitando palabras que se haN deshecho de las camisas de fuerza. Arruga ese trozo de papel y tíralo a los charcos, y si no hay, llora sobre él. Desgarra tu pecho, arranca tu alma con el exorcismo que concede el dolor y araña el folio con las palabras que blasfemen sobre el blanco virginal. Aún sangras poco, vives demasiado, no mueres nada, no eres digno de resucitar entre las cruces que cargas. Codicia, viola, mata, engaña, púdrete en cada línea y espárcete por la siguiente hasta que sólo quede de ti un minúsculo punto final.
Límpiate el orgullo de tu piel, arráncate la carne, mira cómo el fracaso se hace moho en cada uno de tus huesos y lámelo saboreando su ácido sabor. Ese sabor de derrota que no muere ni bebiendo el agua de las lágrimas. Quémate con cada demonio que te ha traído un trozo de cielo al infierno, que te ha bajado la tormenta y te ha tatuado el rayo en la mirada. Baila con el zumbido de las moscas que ponen huevos en tus oídos y se comen tu tímpano tras frotarse las patas. Escribe esas canciones de aleteo carroñero, lo que te grita ese ruido que no te deja dormir, lo que te susurran los gusanos al otro lado de la tumba, lo que te deja un hueco, lo que te quita quien lo ocupa.
Los enamorados mataron a la primavera arrancando sus flores, el arcoíris es gasolina en el cielo y tu fátum está chascando un mechero para encenderse el cigarro de la satisfacción de verte arder. Hazte amigo del fuego y nunca confíes en él, rompe el espejo y describe su ruidosa lluvia homicida. No olvides que quien salpica es el que más se moja, que has de estar dispuesto a naufragar en las olas de tus acciones, tus pensamientos y hacer de ellos epopeya antagónica temida por el craken de la conciencia que habita en las profundidades.
Escribe…  muere en el intento… y no descanses jamás en paz.

5 comentarios:

  1. En Miradas perdidas he visto lo que me explicaste del surrealismo. Me ha encantado. También me ha gustado mucho el de Mística y estigmas, sobretodo el final. El último es tremendo Joker, muy poético y musical. Darlo todo hasta que sólo quede un minúsculo punto final.... :) Gracias. Te voy a dejar por aquí un abrazo (me hago la dura, jaja)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no es exactamente surrealismo. Más bien, realismo mágico. Cuando acabe con esto de las oposiciones, te explico, ¿vale? Porque es fácil de confundir.
      Gracias por comentar, Ana.
      Biquiños 😘

      Eliminar
  2. Realidad abrumadora,sin duda tienes a lengua pronta bellas lineas, siempre es placentero leerte, besos de chocolate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ady. Supongo que todo es más bello cuando está rodeado de suciedad. Siento la tardanza, tenía exámenes de oposiciones. Biquiños.

      Eliminar
  3. Nada como leerte para sentirme como en casa!! Miradas perdidas es tan brillante como original y rompedora. Tengo que leerte más copón!!

    ResponderEliminar

Todo lo que calles, te violará por dentro. Así que habla.